Translate

Datos personales

Mi foto
Antecedente - Instructor en el área Educación del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Hoy instructor en el ámbito privado. Email - juancarlos_eagle@yahoo.com.ar - juancarloseagle@gmail.com - www.facebook.com/carpinteroencasa

miércoles, 28 de septiembre de 2016

SECRETOS Y TRUCOS DE CARPINTERÍA - Parte 3



COMO USAR UN CLAVO COMO MECHA PARA TALADRO

Nos ha pasado alguna vez, realizando algún proyecto de carpintería,  que debíamos agujerear una madera y cuando vamos a nuestro maletín de herramientas nos encontramos con la sorpresa que no teníamos esa medida justa. Para colmo nos sorprendía en un domingo o feriado donde las ferreterías estaban cerradas.
Paso a mostrarles y enseñarles como se puede salir del paso.
Cómo ?
Tomamos un clavo, preferiblemente largo.
 Le cortamos la cabeza con una tenaza o alicate .
Lo ubicamos en el mandril de cualquier tipo de taladro.






Perforamos empujando levemente. El clavo se abrirá paso sin problemas. 
Saldrá como hecho por una mecha convencional.







COMO QUITAR CLAVOS QUE ESTÁN AL RAS DE LA
SUPERFICIE 

En varias ocasiones nos hemos encontrado con problemas cuando debíamos desarmar una silla, por ejemplo. Al intentar desensamblar las uniones con espigas, vemos que están atravesadas por clavos, y lo peor, están sus cabezas al ras de la superficie. 
Utilizar el formón para excavar en torno a esa cabeza para sujetarla con un alicate sería posible, pero el rastro que dejaría sería algo muy desprolijo. Quedaría la cara de la madera mutilada.
Una solución a esto sería empujar el clavo desde afuera, por el lado de la cabeza, con un punzón o también puede ser con otro clavo más grueso, con su punta mocha.



Debemos empujar, golpeando con el martillo, hasta que salga la punta del otro lado y recién allí tomarlo con una tenaza o alicate, y extraerlo tirando, apoyando la herramienta sobre una placa para que no marque la madera.   - Salvo que la marca que quede no sea directamente visible al encontrarse en la cara interior. Allí no sería tan relevante cuidar por no marcarla, si ese sector no se ve.




COMO CONVERTIR UN CLAVO EN UNA GRAMPA

Podemos aprovechar nuestros clavos para convertirlos en grampa, mientras que realizamos una ventana mosquitera, por dar un ejemplo.
Estas serían utilizadas para sujetar el alambre por los bordes.


Tomamos el clavo, preferiblemente largo.
Cortamos su cabeza en forma de inglete, o en otras palabras, en forma de ángulo.
Lo tomamos con una pinza por el centro.




Apoyamos un extremo sobre una superficie, preferiblemente una placa de madera, y haciendo presión sobre éste, lo doblamos en forma de "L".



Luego lo apoyamos por la segunda punta para nuevamente doblarlo en "L", lo que nos dará como resultado una "U".




Como resultado tendremos una grampa propiamente dicha, con todas sus características.





 Con las que podremos usar para cualquier tipo de trabajo donde comúnmente se la usa. Quedará como aquellas compradas en ferretería.








Próximamente vendrán más ejemplos sobre este tema.



Les mando un abrazo gigante.






miércoles, 21 de septiembre de 2016

SECRETOS Y TRUCOS DE CARPINTERÍA - Parte 2


MODO CORRECTO DE SACAR UN CLAVO

Existen dos formas de sacar un clavo, sólo una es la correcta.
Muchas veces por desconocer simples tips, cometemos errores al sacar un clavo, por ejemplo. 
 Suena como simple, y realmente es simple.

Pero no lo hacemos, nos lanzamos a sacarlos como vengan, y como se pueda, y marcamos sin querer la superficie de la madera dejándola desprolija y fea a la vista, por colocar mal la herramienta.
En la imagen abajo vemos ese ejemplo de como NO debemos posicionar la herramienta. (tenaza, alicate, pinza, etc)


- Modo incorrecto 



Aquí la superficie ha quedado marcada por la presión de la herramienta. Por no utilizar placa de apoyo de protección.




El clavo sale doblado, e inservible para reutilizarlo. 




La posición correcta es ésta de abajo. Tirando del clavo a modo de palanca, Tomándolo con un extremo de la tenaza, tirando y sacando por tramos de a 1 cm, más o menos, de a poco. Mientras que el otro extremo de la cabeza de la tenaza permanezca apoyado sobre la placa protectora.
Eso hará que el clavo salga en forma recta, lo cual lo dejará prácticamente entero para reutilizar.

- Modo correcto








COMO CONVERTIR UN CLAVO EN ARANDELA.



Muchas veces nos agarra el fin de semana, los negocios están cerrados para comprar,  y necesitamos una arandela para, por ejemplo, agregar a una bisagra de una puerta con el fin de levantarla para que no roce el piso. 
Con un clavo, por lo menos, salimos del problema.
Lo primero que debemos hacer es cortar la cabeza de éste y rodear a un perno, que puede ser de la misma bisagra,  como si fuese una bufanda. 



Sujetamos con dos pinzas a la vez, y movemos las puntas en forma paralela, y en sentido contrario cada una.





Cuando lleguemos al final de los giros, simplemente daremos el último apretón sobre las puntas, rodeando con la pinza todo el perímetro de la arandela formada.



Así nos queda nuestra arandela para colocarla en el perno de una bisagra o donde queramos.






COMO ACORTAR UN CLAVO


No tenemos clavos cortos, sólo largos,  los negocios aún están sin abrir, y debemos terminar un trabajo si o si en el día.

La solución es simple.
Tomamos el clavo por la cabeza, colocamos la tenaza en el ángulo más agudo que podamos, en el cuerpo de éste y en la medida que necesitemos, y cortamos con fuerza apretando con la herramienta.
Si es necesario nos apoyamos con tenaza en mano sobre la mesa de trabajo para que la tapa de ésta haga de tope y contra fuerza. 
Lo ideal que la tenaza tenga algo de filo, también puede ser un alicate que corte.




El corte saldrá perfecto, en inglete, y con punta suficiente para clavarse en la madera.





Volveré en la próxima con más trucos.

Les mando un abrazo gigante.

domingo, 18 de septiembre de 2016

SECRETOS Y TRUCOS DE CARPINTERÍA - Parte 1

COMO CLAVAR UN CLAVO SIN RAJAR LA MADERA



Muchas veces, cuando intentamos clavar un clavo en el extremo de una madera, nos encontramos con la sorpresa de que se raja, aún cuando el clavo no es tan grueso. 
Esto ocurre porque la fibra no es suficiente para contener la presión que ejerce el cuerpo del clavo al empujarla hacia los costados, cuando éste ingresa. 
Cual sería la solución ?...

No hay magia para esto. 
Perforamos con una mecha, preferiblemente con un diámetro menor que el del clavo.
Simplemente evitamos que haya presión, demoliendo esa fibra por donde pasará el clavo. Un orificio angosto. Será algo ajustado para que se sostenga en su interior con firmeza. La perforación no debe tener el mismo largo del clavo, dejaremos unos cuantos milímetros para que se sujete en el fondo con más firmeza.
La madera no se rajará.
Este procedimiento es válido también para colocar tornillos.





UNIONES RESISTENTES CON CLAVOS

Como podemos unir dos piezas de madera con clavos, y hacer que éstas no se separen ni con fuertes golpes ?

Simplemente tomamos un clavo largo, que pueda atravesar las dos piezas, y se salga por la cara inferior un buen tramo. 



Imagen de la cara inferior con el sobrante del clavo.



Una vez que tengamos el otro extremo a la vista por el otro lado, a la salida, tomamos una pinza como se ve en la imagen y lo sujetamos con firmeza. 
Golpeamos su extremo doblando su punta, formando una letra "L"  invertida.



Luego hacemos girar la "L" desde su base, golpeando por el costado hasta que la punta comience a clavarse en la cara de la madera.





Seguimos martillando hasta que quede al ras. Como verán, el resto del clavo que ha salido por la otra cara se ha convertido en una grampa, lo que convierte a esta unión prácticamente inseparable.
 El clavo no se soltará por ninguna de las dos caras, y menos si el clavo tiene cabeza. 
Se debe deshacer la grampa para que el clavo se suelte y permita separar las dos o más piezas.





Nos vemos en la próxima
Les mostraré pronto más trucos, en la segunda parte.


Les mando un abrazo gigante.

martes, 6 de septiembre de 2016

COMO HACER UNA CARAMELERA





MATERIALES 

1 Tira de 7 cm x 60 cm x 3 mm de espesor
1  Tira de 4 cm x 60 cm x 3 mm de espesor
1  Tira de  2,5 cm x 60 cm x 3 mm de espesor
2 discos de 18 cm de diámetro x 5 mm de espesor
Grampadora 
 Grampas de 8 mm de largo
Cola de carpintero
Paño o revestimiento para interior, a elección.



Existen varias formas de carameleras, como así también en tamaños y materiales. En este caso nos basaremos en hacer una de forma redonda. 
Usaremos MDF como material pero se puede optar por madera maciza o terciada utilizando el mismo procedimiento que verán aquí.

El primer paso es cortar dos discos de 18 cm de diámetro que formarán el piso y la tapa. Lo haremos con la caladora eléctrica portátil.
No olvidemos ir cortando junto a la línea sin comer ésta.




Luego de haber cortado los discos, los juntamos a ambos y agujereamos por el centro , donde hemos pinchado con el compás para trazar los círculos. Allí colocaremos un tornillo que atravesará los dos discos y luego lo colocamos en el mandril de la agujereadora de banco, si no contamos con ésta,  podemos optar por una perforadora eléctrica portátil. 
Ponemos en marcha la máquina y con una lija gruesa tipo esmeril lijamos torneando los bordes de los discos. Lo que nos dará una terminación perfecta lista para pegar a éstos las tiras ranuradas.





Nos preparamos para ranurar las tiras o fajas que irán pegadas a los discos.
Colocamos en una caja de ingletes una plaquita de 1,5 mm de espesor, luego, sobre ella, el serrucho en la ranura de corte a 90 grados, o ángulo recto.
Luego colocamos dos varillas de madera, como se ve en la imagen, a ambos lados de la hoja, con dos prensas bien ajustadas, haciendo tope en la caja. 
Al retirar la placa que está debajo de la hoja del serrucho, nos quedará un espacio debajo de 1,5 mm que el serrucho no cortará cuando ranuremos las tiras.
Las tiras tienen 3 mm de espesor. O sea que solo llegará a cortar el serrucho 1,5 mm, ya que no llegará la sierra hasta el piso de la caja de ingletes.




Colocamos a un lado de la ranura, en el interior, una cinta para marcar una referencia de distancia que debe ser cortada cada ranura, por ejemplo le daremos 5 mm de una ranura a otra.





El paso siguiente será encolar los bordes de los discos, y engrampar las tiras, con grampas de 8 mm de largo. Como los discos tienen 5 mm de espesor, trazaremos una línea a 2,5 mm del borde  para colocar éstas. Allí, sobre la línea será donde lo haremos. Con firmeza y con la faja bien tirante colocamos las grampas a una distancia de 2 o 3 cm una de otra.







Una vez terminado de colocar la faja, tomamos el otro disco, que deberá tener clavada una placa un poco más grande que el diámetro de la circunferencia. Esto es para que los salientes hagan tope en el borde de la caja, para que quede al ras y no se hunda en su interior. Lo que sería dificultoso luego retirarla si sucediera.
Allí también colocaremos grampas como lo hicimos en el primer disco.





Una vez que ha secado bien, procedemos a lijar todo.
 Yo aconsejo 48 horas, para un secado seguro.

Tomamos una lija tipo tela esmeril grano grueso, y a modo de lustrabotas lijamos todo el contorno de la caja, como así también los bordes filosos, y las caras de los discos. En una palabra, todo.
Luego tomamos una lija grano fino y hacemos lo mismo.




A 25 mm del borde haremos una marca con gramil en todo el contorno para cortar allí y separar en dos partes la caja, que serán la tapa de la base.





Cortamos con serrucho de costilla, y suplementamos con una tira dentro de la ranura del corte, a medida que vamos avanzando. Esto es para que no se cierre y comprima a la hoja del serrucho durante el corte.





Luego colocamos una tira ranurada en el interior de la base, con cola o cemento de contacto; que deberá tener 8 mm menos que el ancho de la tira ranurada externa. 
Esto es para que deje lugar al enganche de la tira interna de la tapa, que sobresale 5 mm del borde de ésta..




Luego, después de colocar todas las fajas internas, pintamos todo el exterior, o podemos tapizar el interior con alguna tela o papel o lo que quieran, Inclusive pueden pintar el interior.
En este caso yo elegí tapizar el interior con paño rojo.
En el exterior, sobre la tapa, se me ocurrió agregar una inscripción para darle un toque de inspiración al proyecto.
Espero que les guste.




Aquí les dejo los vídeos por cualquier duda que tengan.
Les mando un abrazo gigante.