Translate

Datos personales

Mi foto
Antecedente - Instructor en el área Educación del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Hoy instructor en el ámbito privado. Email - juancarlos_eagle@yahoo.com.ar - juancarloseagle@gmail.com - www.facebook.com/carpinteroencasa

domingo, 3 de abril de 2011

MARTILLO - MODO DE USO

El Hombre ya desde su aparición en la Tierra, ya venía golpeando los materiales con algo pesado, para lograr mejorar su habitat, para cazar o defenderse. Al principio utilizaba una pequeña roca. Luego a esa roca le agregó un trozo de rama, que formaría el mango. Había creado el martillo primitivo.
Hoy la tecnología logró mejorar mucho las funciones de esta herramienta. Los hay para distintas labores, y con formas especialmentes diseñadas para lograr un efecto preciso.
Nosotros, en carpintería, lo usaremos para clavar, desarmar, modelar, etc, etc.
Cuanto más lo usemos y acostumbremos nuestra muñeca a su peso, seremos como un gran jugador de tenis dominando la raqueta. Podremos manejarlo a la perfección, inclusive con los ojos cerrados.





Hay que martillar de la forma mas efectiva.

Para ello debemos tener en cuenta algunos detalles.

1 - Tomar el mango lo más alejado posible de la cabeza del martillo.

2 - sujetar firmemente rodeando toda la circunferencia del mango.

3 - Poner el dedo índice en el lomo para darle dirección ( evita que gire al efecturar el golpe)




En este caso no diremos que es el ABC, sino el 1.2.3 del uso del martillo !

Existen varios tamaños de martillo. En nuestro maletín o tablero de herramientas podemos tener tres que son los mas importantes, de 500 g, para trabajos de mayor envergadura, el medio de 300 g, es el mas usado, y el pequeñín de 100 g, habitualmente usado para marquitos de cuadros.



La cabeza del martillo tiene que estar bien ajustada. No sería nada bueno que mientras que clavemos salga disparada la cabeza y nos pegue en la frente o vuele a la casa del vecino, y no sé lo que sería peor !.
Podemos evitar eso o algo parecido, sólo con una cuñita en la parte superior del mango. Procedemos haciéndole un corte justo al medio de la madera, lo ubicamos en el ojo de la cabeza, golpeamos con la culata del mango contra el suelo para que encaje mejor, luego agregamos esa cuña, que puede ser de metal o de madera, si es de madera podemos agregarle cola, golpeamos bien sobre ella, buscando que entre con presión. Luego cortamos lo que sobra con una sierrita.








Después de un tiempo, suele formarse en el frente de la cabeza, donde recibe el impacto, una rebarba de metal, o en ciertos casos una achatadura. Eso se puede rectificar pasándolo por la piedra, preferiblemente amoladora de banco.




Próximamente realizaremos proyectos prácticos y veremos en acción éstas y las otras herramientas de nuestro maletín.
Reitero, no hace falta tener un banco de carpintero, podemos trabajar en cualquier tipo de mesa, con la ayuda de algunas prensas para sujetar.  En el garage, en el patio, en la terraza, donde sea que haya un espacio.








3 comentarios:

  1. Esta bueno el curso, las fotos ayudan mucho. En hora buena, que siga asi. Una duda, seguiran mas lecciones? Que herramientas necesito para empezar? Gracias de antemano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para comenzar sólo hacen falta herramientas manuales como: martillo, tenaza, formón, escofina, mazo de goma, destornillador, cepillo de carpintero, serrucho de costilla, escuadra, metro y un taladro eléctrico puede ayudar bastante. Eso es todo para poder construir cualquier tipo de proyecto en madera. Es obvio que agregando otras maquinarias portátiles o de mesa, los trabajos saldrán mas rápido y la prolijidad sería mayor...Te mando un saludo.

      Eliminar
  2. gracias, me fue de mucha utilidad

    ResponderEliminar