Translate

Datos personales

Mi foto
Antecedente - Instructor en el área Educación del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Hoy instructor en el ámbito privado.

lunes, 7 de julio de 2014

ROUTER - FRESADORA


Me pareció prudente presentar la máquina preferida por los hobbistas, y explicarles muy brevemente sus partes y su función antes de encarar algunos proyectos que veremos próximamente

Señoras y señores !

El router.






Es una herramienta muy útil y fácil de manejar, siempre teniendo los cuidados básicos.
Verán que tiene varios elementos en rojo, de los cuales sólo les explicaré los mas importantes para no marearlos, con más razón si son principiantes.

No hay que temerle, como dije antes, lo importante es que cuando esté en funcionamiento y operando, tener en cuenta que el cable esté lo mas lejos de la fresa mientras que gira. Podemos pasar el cable por sobre nuestros hombros o colgarlo con un gancho o alambre en cualquier punto alto, (en la pared, un tirante cruzado en el techo, etc)  dejando que el cable caiga casi tirante hasta la máquina, permitiéndonos trabajar sin que éste se cruce, y ésto incluye al operador.



Perilla de velocidad.

Girando ésta podemos establecer varios puntos de velocidad, como en cualquier máquina eléctrica. 

Tomemos en cuenta que el router cuenta con una velocidad de 10.000 a 28.000 rpm (revoluciones por minuto) aproximadamente, dependiendo de la marca. 
En realidad es muy alta, para que tengan una idea, mas o menos diez veces más que la que puede tener un taladro común. Eso nos garantiza una prolija terminación y precisión.





Botón de encendido.

En algunos modelos, como lo que vemos en la fotografía, poseen un botón lateral de seguridad pequeño, el cual debemos oprimir antes del botón de encendido, que es el más grande. Esto es para que no se encienda accidentalmente con la manipulación, lo que les recomiendo en el momento de elegir en su compra. 

En otros modelos poseen también un botón lateral más pequeño, visualmente se ven iguales,  pero éste es para colocarlo en modo contínuo, mientras está en rotación. O sea que no destrabará hasta que vuelvan a oprimir el botón de encendido y quitarlo de ese modo. Estos modelos son elegidos por aquellos que suelen cansarse de sostener en forma prolongada el botón de encendido. 
Elijan cual les quede mas cómodo.








Resorte de retroceso.

Es el que hace que la base, y la fresa, pueda subir y bajar con sólo empujar y aflojar, y cortar en forma vertical cuando se desee. O sea que cuando aflojamos la cuchilla se repliega hacia arriba.









Palanca de ajuste.

Esta se gira cuando queremos ajustar la fresa a una altura determinada, para una profundidad de corte elegido. El resorte no debe funcionar en ese caso. La máquina quedará estática en una posición de corte.










Indicador de profundidad.

Es una varilla, perno, con una aguja o lengüeta, que indicará la profundidad sobre la reglilla milimetrada. 
Éste se ajustará con una perilla que se encuentra sobre ella, quedando fija en la medida elegida. El perno funcionará de tope de profundidad, sistema similar a la de la perforadora eléctrica.




Tuerca de ajuste de la fresa.

Esta se afloja y se ajusta como cualquier tuerca común. Se coloca en el conducto central el perno de la fresa y se ajusta.





Botón traba de eje

Este botón funciona de traba al eje de rotación. Mientras presionamos el botón con una mano, hacemos girar con la otra el eje hasta que baje y trabe. Mantenemos presionando, tomamos la llave y aflojamos la tuerca. Sacamos la fresa y repetimos el mismo procedimiento para ajustarla al colocarla.





Fresas de router - Algunas de las más usadas





Vista desde abajo. Posee una placa plástica reforzada la cual puede reemplazarse si se requiere.




Las  perillas de ajustes que les mencioné son las más importantes. Les iré agregando y detallando otros sistemas de ajustes y accesorios mientras vamos trabajando con los distintos proyectos.


Un abrazo.





sábado, 28 de junio de 2014



Perchero


Cómo hacer un simple perchero, sin quedarse colgado en el intento.


Se trata de un perchero de pared.






En realidad no necesitamos muchos materiales ni herramientas para hacer un perchero básico.

- Taladro eléctrico portátil o de banco.
- Mecha simple de 12 mm de diámetro.
- Varilla redonda de 12 mm.
- Mecha copa de aproximadamente 25 mm de diámetro.
- Cepillo de carpintero.( opcional )
- Tabla de 0,30 m x 0,13 m x 1"
- Un listón corto de pino de 1" x 2"





Pueden optar por otras medidas en cuanto al ancho, alto, largo, o espesor de los segmentos de las varillas redondas. Siempre trataremos que haya armonía en el aspecto del proyecto, y que tenga resistencia en el momento de colgar las prendas. 


Cortamos dos segmentos de varilla de aproximadamente 7 cm de largo. Se biselan sus extremos con lija para que inserten sin atascarse en los orificios. 





En los extremos irán unas bochitas de madera, las cuales pueden comprar o hacerlas ustedes. Para ello deben tomar cualquier listón de madera y agujerearla con la mecha de copa. Quedará un disco similar a una rueda. Para este proyecto haremos dos de ellas con la máquina. 





Luego tomamos la mecha de 12 mm y volvemos a agujerear la rueda en el centro. O sea que agrandamos el orificio. Sólo a una profundidad de 15 mm aproximadamente. El resto sin perforar. 

Sujetamos con una pinza tipo "pico de loro".







Quedará un orificio pequeño, en el lado opuesto de cada disco, que luego tapamos con un pequeño taruguito, y cortamos al ras lo que sobra, para que quede cerrado a la vista. 






Para prolijarlos, le pondremos momentáneamente las varillas y las colocamos en el taladro. De esta manera, haciéndolo girar a máxima velocidad torneamos con lija, redondeando los bordes.




Luego con la misma mecha perforamos la placa de madera donde irá insertado los dos segmentos de varilla, a una profundidad de 15 mm, dejando un resto, 6 mm, sin perforar. 



Pero antes debemos marcar las coordenadas en donde se hará la perforación. 






Pinchando con un punzón filoso en el punto exacto.





 Allí se colocará luego la punta de la mecha, antes de encender la máquina. Se hace esto para que la mecha no se salga de curso, y se quede en su sitio en el momento en que comience a girar.






Luego tomamos una mecha de 4 mm y perforamos el resto. Allí dentro irá el tornillo que sujetará el perchero a la pared. Los tornillos quedarán ocultos.

















En la placa principal, sujetando bien,  podemos cortar las esquinas. 





Luego redondeamos con el cepillo, lija gruesa y fina, o fresamos con un router ( fresadora ), todo el perímetro. Como nos venga cómodo y mejor.





Ya con todo listo, colocada y atornillada la placa en la pared , se arma el perchero, insertando todas las piezas restantes con cola vinílica, 













Nos vemos pronto. Cualquier duda, aquí estoy para responder.







domingo, 22 de junio de 2014

Como colocar bisagras en mueble de cocina


Existen varios tipos de bisagras para estos tipos de muebles. Una de ellas es la llamada de embutir. 
Como lo dice su nombre, significa que va embutida o incrustada parte de ella en la puerta, y otra arrimada a la caja o marco del mueble. Lleva 4  tornillos de sujeción en total, Cuenta también con 2 tornillos más, que son para regulación y ajuste de ángulo, nivel y distancia de la puerta con respecto al marco.

Es la preferida de los carpinteros, ya que es muy versátil en los ajustes.









Posee una ranura corredera  en su interior para la extensión.







Podemos desarmar completamente sus partes sólo aflojando un par de tornillos.






En el caso del taladro eléctrico de banco, podemos colocar un tope con dos prensas estableciendo la distancia donde pegará la mecha. 
Para su colocación primero debemos perforar a un lado de la puerta, donde irá enganchada. Para ello debemos contar con una mecha especial de 35 mm de diámetro, en este caso.





En la puerta, a exactamente 6 mm del borde, en esa medida, atrás ponemos el tope sobre la plataforma de la máquina, o sea que la circunferencia de la caja se hará a los 6 mm del canto de la placa. Aproximadamente a 70 mm de cada extremo, hacemos  una marca más con lápiz. 










Allí se hará la perforación. 

El centro de la mecha debe tocar la línea que se encuentra a 70 mm del extremo.





Comenzamos a perforar hasta que el borde superior del cilindro de la mecha quede pareja con la superficie de la puerta. Ahí paramos de perforar. La puerta debe tener no menos de 18 mm de espesor.











Se coloca la parte de la bisagra con 2 tornillos en la cavidad, en la puerta. 







Luego se engancha la puerta al gabinete o marco del mueble de cocina, colocando los 2 tornillos en la otra ala de la bisagra. 

Una vez en su posición, procedemos a regular las distancias y niveles. 


Un tornillo es para separar o arrimar la puerta al marco.

Podemos usar, en la colocación, dos plaquitas de 3 mm de espesor como tope, uno arriba y otro abajo, luego de apretar los tornillos las retiramos.





Luego ajustamos el tornillo que es para regular nivel y distancias horizontales.
Con éste buscamos que nos quede una luz pareja e ideal en el centro, entre dos puertas, por ejemplo.








Podemos utilizar un taladro eléctrico manual si no tenemos otra opción. Inclusive un taladro totalmente manual.




En este caso debemos respetar todas las marcas de lápiz.







viernes, 20 de junio de 2014

Caja y espiga - 2


Cómo hacer la caja con máquina.


El hobbista puede usar una de las funciones de la combinada de 5 operaciones que viene en una misma mesa. Por lo general estas máquinas vienen con el mandril a un lado de la mesa, en forma horizontal.









Por otro lado otra opción sería el taladro eléctrico de mano. Nos aseguramos que no esté en modo de percutor que se usa para perforaciones en muros de concreto. Por consiguiente lo colocamos en función normal.



También está el taladro de banco. La aseguramos la base de esta máquina con una prensa o tornillos a una mesa de trabajo. 






Colocamos una guía con dos prensas pequeñas en la plataforma de perforación, donde haremos el tope lateral. No importa si la guía esté colocada en una forma oblicua o paralela a la plataforma, no nos preocupemos por eso, el agujero se hará siempre en un sólo punto. Distinto es el caso de la sierra circular, que debe ponerse la guía bien paralela a la hoja.






Varilla tope de profundidad de perforación

En el taladro de banco se encuentra a un lado de la cabeza de éste.

Cuenta con un indicador en milímetros que nos servirá de parámetro para establecer la profundidad de la perforación.

 Pueden variar las distancias y el tope moviendo la base donde está sujeta la pieza. Si quieren.






Primero tomamos la pieza y procedemos al marcado de los límites en largo de la espiga que recibirá.







Luego tomamos la medida del ancho total de ésta y centramos la medida del espesor de la espiga. 





Sería entonces 10 mm en el centro. Hacemos un par de marcas con lápiz, las cuales nos van a servir de referencia para hacer un último ajuste fino en la ubicación del centro, moviendo la guía, haciendo pequeñas pruebas de perforado, sólo rozando con la punta de la mecha sobre la superficie de la madera, entre las dos marcas paralelas, hasta que quede bien centrado.

El marcado con lápiz sólo va en una pieza de madera. Una vez puesta a punto la máquina con una de ellas, no hace falta nada mas. Perforamos el resto sin marcar. 







Comenzamos perforando por las puntas, de afuera hacia adentro, junto a la marca, de ambos lados. Las circunferencias de cada agujero deben rozarse una con otras.









Luego entre los agujeros, entre los centros de cada dos. Sujetándolo siempre fuerte contra la guía.







Por último procedemos a "barrer", limpiamos lo que quede, moviendo de derecha a izquierda la pieza, mientras que la mecha va ingresando poco a poco, por tramos de 3 mm, como si bajáramos escaleras en un edificio. Es importante que la mecha ingrese lentamente mientras que movemos el listón de una punta a otra más rápido.

La caja quedará limpia y lista para recibir a la espiga.





En cuanto a la espiga, debemos acondicionarla para que ésta ingrese sin problemas. Para ello, como la caja se hizo a máquina con mecha, redondeamos las puntas con escofina, ya que debe acomodarse con la media circunferencia que encontraremos en los extremos de la caja.

Tomamos la escofina, la ubicamos a 45 grados, y comemos los vértices. Que nos queden pequeños lados iguales, de 3 o 4 mm, depende del tamaño de la espiga.







Luego cambiamos el ángulo con la escofina y comemos los pequeños vértices que nos quedaron, apenas un roce. Finalmente nos quedarán los semicírculos que buscábamos.





Por último biselamos el borde del perímetro de la espiga, muy levemente. Esto es para que las aristas filosas de ésta no se claven en las paredes de la caja al ingresar.




Ahora la espiga sí está lista. 






Golpeamos con un mazo de goma para colocarla.






Nos queda finalmente un encastre firme y fuerte, sin hendijas a la vista.





Reitero. Podemos también hacer la misma operación de caja con un taladro eléctrico portátil utilizando una mecha con tope de metal o madera. 






Nos vemos en la próxima amigos.