Translate

Datos personales

Mi foto
Antecedente - Instructor en el área Educación del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Hoy instructor en el ámbito privado. Email - juancarlos_eagle@yahoo.com.ar - juancarloseagle@gmail.com - www.facebook.com/carpinteroencasa

viernes, 3 de marzo de 2017

COMO REPARAR UNA SILLA DE MADERA




 Por lo general las sillas se desarman por su antigüedad, también a veces por mal trato, ya sea porque se use como mecedora, se la cargue con mucho peso, o se golpee en puntos críticos que hace que se forme palanca en los encastres, etc.
Muchos usuarios, para salir rápido del problema, se aventuran a tratar de arreglarlas, y suelen colocar en todas las uniones, clavos o tornillos, para evitar el trabajo de desarmarla, lo que no llega a fortificar lo suficiente para evitar que la silla se siga rompiendo aún más por el uso.

El proceso para reparar una silla de madera es igual para cualquier mueble que esté armado con encastres tipo caja y espiga o similares.


Lo que primero debemos hacer es numerar todos los lugares donde se encuentren uniones caja espiga.
Preparamos unos cortes con cinta adhesiva de papel, también llamado cinta de papel de enmascarar, donde marcaremos pares de números.






Luego ubicaremos a ambos lados de cada unión, lo que hará casi imposible de confundirse en el armado, por más que se mezclen las piezas.




Una vez enumerado todo, comenzamos a desarmar, comenzando por el asiento, retirando tornillos o clavos que estén sujetándola al resto del esqueleto de la silla.




También colocamos números o letras a los ángulos esquineros que están debajo del asiento.




Los retiramos luego con un destornillador haciendo palanca, si están clavados.  
Si están atornillados, entonces retiramos los tornillos y luego haremos palanca para retirar, si éstos están pegados.




Comenzamos a golpear con un martillo pesado. Ponemos un taco de madera en medio para no lastimar a las partes.




Retiramos todo lo que sea grapas, clavos o tornillos. Dejamos todas las piezas bien limpias.




Luego de desarmar toda la silla, colocamos todas las piezas en una mesa, como si estuvieran en un catálogo. Por un lado la parte frontal, y por el otro la parte trasera. Tal como se ve en las imágenes abajo.

Frontal.



 Trasera


Además de estar todo numerado, será aún más fácil y rápido ubicarlas de esta manera.



Comenzamos a encolar. Colocamos el pico del envase en forma oblicua, contra el borde superior de las pared de la caja. Esto hará que se desplace mejor el adhesivo, cubriendo toda la superficie interna hasta el fondo.




En esta silla en particular, las espigas son mucho más pequeñas que sus cajas, por una falla de fábrica, lo que haremos es poner unas plaquitas de madera a ambos costados para suplementar,  como resultado ingresarán con más presión, no debe ser demasiada.
Si la diferencia es de milimetros, le pondremos láminas pequeñas de chapa de madera para que ingrese fuerte. 
La silla quedará así más resistente de esta manera.







Para el armado, haremos el proceso inverso. Golpearemos sobre cada unión espiga caja. Por fuera, en cada sector, y con un taco de madera en medio, golpeamos con firmeza con un martillo pesado, hasta que ingrese a tope toda la espiga.

Armamos la parte delantera.



Y luego armamos la parte trasera.


O viceversa.



Luego colocamos los listones que unirán ambas partes.




Unimos trasero con delantero, siempre usando martillo y taco.




Agregamos sargentos o prensas.




Colocamos escuadras internas con cola y tornillos, previamente corregidos sus cortes ingletes de apoyo, ya que sus cortes anteriores estaban mal hechos en fábrica.




Aprovechamos sus agujeros en el asiento para colocar nuevamente tornillos nuevos, y cola en todo el perímetro de la base, esto hará que sea más fuerte la unión de la parte trasera con la delantera.




A continuación masilla y lija.





Lo que queda por hacer es pintar, ya sea manualmente o a soplete.






Les dejo aquí al pié el vídeo con el proceso completo y detallado.





Gracias por estar del otro lado amigos.
Les mando un abrazo desde aquí..


Nos vemos pronto !!

jueves, 2 de febrero de 2017

COMO HACER UN MARCO REDONDO DE MADERA O MDF





Podemos hacer un marco de madera con las formas que queramos .  Cuadrados, rectangulares, exagonales, ovalados, etc.
En este caso lo haremos redondo con la ayuda de un router o fresadora.


Usaré como material, en este caso, una placa de MDF de 18 mm de espesor.



Marcamos sobre la mitad de la placa con lápiz, a 12,5 cm, de los 25 cm que tiene la placa de ancho. Allí pinchamos para luego enganchar el suplemento compás de la fresadora.




Luego clavamos la placa a la tabla, pero con una lámina de por medio de MDF de 3 mm, para separar.



Preparamos el router. Usaremos una fresa de 5 mm de espesor o diámetro, puede ser también de 1 mm más o de menos. Este se usará para hacer los  cortes,  circulares y para formar también el ala del vidrio del marco.



Ubicamos la máquina a un lado de la placa, bajamos la fresa hasta que haga tope en la base de la placa, para establecer el corte para atravesarla cuando hagamos el círculo exterior e interior.
Luego ponemos el tope del profundímetro.



Colocamos el accesorio compás. Establecemos la distancia desde la fresa hasta el pinche, con una medida de 12,5 cm , que sería la mitad de los 25 cm. 
Ustedes pueden darle al diámetro la medida que quieran, y usar los espesores que deseen. Este es sólo un ejemplo.



Comenzamos a cortar el círculo exterior del marco hasta atravesarlo por completo. 
Debemos bajar de a 5 mm por vez. Trabajando despacio, para no dañar la fresa.



Luego cortamos por dentro a una profundidad de 14 mm, más o menos para que vaya quedando el ala de apoyo del vidrio o espejo. Nos vamos corriendo hacia el centro de a 5 mm. Siempre a la misma profundidad.
Haremos que el ala tenga más o menos 10 o 15 mm de ancho.



Cambiamos la fresa a una con rodamiento y curva interna para cortar en modo de moldura, lo que será la terminación de vista del marco.



Giramos la placa, y sujetando con dos prensas comenzamos a fresar el borde.




Luego de fresar el borde, volvemos a girar la placa, y a clavarla para inmovilizarla, y con la primera fresa de 5 mm cortamos nuevamente a una distancia del centro de 9 cm.
Este será el último corte, atravesando la placa,  para retirar el centro.








Luego lijamos un poco, para darle fina terminación, y colocamos un disco de MDF de 3 mm para que sirva de sostén a lo que pongamos dentro, ya sea una lámina, fotografía, espejo, etc.



Aquí les dejo el vídeo por si quedara alguna duda.




Les mando un abrazo.

Hasta el próximo tema ! 


miércoles, 4 de enero de 2017

COMO HACER TARUGOS CON VETA CRUZADA PARA TAPAR ORIFICIOS




Hola amigos. Tal vez nunca hayan escuchado o leído sobre tarugos con veta cruzada.
Se usan generalmente para cubrir orificios con tornillos, en uniones de placas, pisos o revestimientos tarugados.
Estos tarugos se comercializan en muy contados sitios. Y tal vez no hayan visto alguno, ni conozcan la forma de hacerlos.
Le mostraré con que dispositivo se hacen, el cual lo harán ustedes mismos.


Lo que primero debemos conseguir es un tubo o pequeño caño de hierro convenientemente con aleación con acero. 
En este caso se trata de un tubo pequeño de 10 mm de diámetro en su interior. 




Cortaremos el pequeño tubo o caño a una longitud de 8 cm, pero le pueden dar un poco más si lo desean, 10 o 12 cm, no es conveniente muy largo para que mantenga su mayor resistencia al perforar.



Una vez cortado el caño a la medida, le prolijamos los extremos con la piedra amoladora de banco. Que la cabeza quede a 90 grados con respecto a la pared lateral.





Terminada esa etapa, colocamos con adhesivo un tarugo dentro del tubo, hasta la mitad de este, golpeando de a poco con un martillo para introducirlo.  Puede ser también a unos 3 cm más o menos de profundidad. Para que el mandril de la perforadora lo pueda sujetar bien firme sin que se deforme.





Una vez que el tarugo esté dentro, cortamos el sobrante al ras del tubo.



En el otro extremo haremos unos cortes en cruz, dos veces. Formando los diente en el borde.  Estos harán que corte en el momento de la perforación.  Actuará de forma similar a una broca tipo "copa".






Haremos un orificio de 3 mm aproximadamente en el tarugo interior del tubo para que salga el aire en el momento de la perforación.




Colocamos nuestra broca tubo en el mandril de la agujereadora de banco y comenzamos a perforar sobre un listón con la veta acostada, hasta una profundidad menor del espesor del listón. O sea sin atravesar éste, ya que quedaría el tarugo enganchado dentro de la broca tubo. En el caso que esto sucediera, con solo introducir un alambre o clavo largo por el orificio, por detrás de la broca, saldrá con facilidad el tarugo que se pudiera atascar dentro.




Luego cortamos lo que no agujereamos del listón con serrucho o a máquina, y caerán los tarugos macizos con veta cruzada.




Perforamos un listón de prueba con una mecha de la misma medida que el interior del tubo, o sea 10 mm de diámetro.
Y aquí va otro truco. Colocamos un taco de madera sobre la zona a perforar para que la perforación debajo salga limpia y con borde prolijo. Esto hará que la unión del tarugo con el orificio sea perfecta y bien sellada. 



Colocamos el tarugo dentro del orificio, con la misma orientación de veta que el listón. Como se ve en la imagen. 
Lo interesante es que en el momento de cortarlo al ras de la superficie, se hará rápido y prolijo sólo con un pequeño golpe de formón. Sin peligro de rayones por acción de serrucho, cuando se usan los otros tarugos convencionales, o de veta longitudinal.



Una vez cortado, solo nos queda lijar bien. Lo que hará que quede el sellado casi imperceptible. 




Podemos hacer también tarugos con cualquier tipo de placas enchapadas como melamina o placas enchapadas en madera, etc. En ese caso no es necesario cortar con formón, ya que lo que debe quedar al ras es el enchapado mismo.





Usando un taco de madera o placa, golpeamos sobre el mini tarugo hasta que queden ambas superficies, la del tarugo y la placa, al ras. 
Para terminar, si se trata de chapa de madera, solo lijamos.
Si se trata de melamina,  golpeamos hasta que queden parejas las superficies, y eso es todo.




También quedará prácticamente casi imperceptible a la vista.
- La imagen no está retocada -. 
Traten de encontrar rápido los tarugos, abajo en la imagen.







Tomense su tiempo, trabajen tranquilos, tratando de seguir el paso a paso, con detalle. 
Saldrá diez puntos !!


Cualquier duda, les dejo abajo el vídeo.





Les mando un abrazo gigante !
Nos vemos en la próxima !